Helechos

Debido a la gran fragilidad que les caracteriza, esta clase de plantas no soportan ni las bajas temperaturas (en concreto, las zonas donde existe peligro de helada), ni los lugares secos (necesitan abundante agua para sus raíces), requiriendo, en general, un ambiente húmedo y templado.
De forma natural, crecen adecuadamente en un típico clima Atlántico, donde los dos condicionantes anteriores no les falta, aunque en ambientes más rigurosos es posible tenerlos en jardines muy frondosos y protegidos, al resguardo de las heladas invernales y del intenso sol estival, manteniéndolos siempre con un alto grado de humedad. Los climas áridos no son muy recomendables para los helechos, limitándose, en cualquier caso, el cultivo a interiores, donde si es
La cualidad más importante y singular de estos vegetales, radica en que, aun teniendo aspecto de planta en toda regla, es decir, poseen tallo, raíz y hojas, no se reproducen a partir de las flores, y en ellos no es posible contemplar otro color que no sea el verde de sus hojas o el pardo de los tallos.
Ante tal singularidad, la respuesta a la pregunta de cómo son capaces de reproducirse, está en el envés de las hojas. En cierta época del año, dependiendo de las condiciones atmosféricas aparecen una serie de puntos o líneas de color pardo oscuro, por detrás de las hojas, donde al cabo de unas semanas es posible encontrar millones de pequeñas esporas (semejantes a las semillas que producen las flores) que son capaces por sí mismas, una vez maduras, de germinar y convertirse en un nuevo helecho tan hermoso como original.
Previamente, ha de saber que hay esporas que tienen los dos sexos unidos y a partir de ellas mismas aparece el nuevo helecho, pero también es posible que el ejemplar de su jardín sólo produzca esporas de un único sexo. La tarea se presenta un poco complicada, ya que es necesaria la siembra de esporas procedentes de distintos sexos. Intente recolectar esporas de varias hojas y, si es posible, de ejemplares distintos para tener más posibilidades de éxito.
En cualquier caso, primero tendrá que recolectar las esporas cuando estén maduras (localizadas sobre los soros, pequeñas manchas pardas, en el envés de las hojas). Obténgalas cuando los soros estén abiertos, raspándolos cuidadosamente sobre una hoja de papel, y transpórtelos a una maceta o semillero con compost muy húmedo. Una vez depositadas, tendrá que cubrirlo con un cristal, a ser posible opaco, y mantener el conjunto en un lugar cálido. Retire periódicamente el cristal para ventilar y regar el compost. Tras un par de semanas, aparecerán unas pequeñas hojitas, en forma de corazón, a partir de las cuales nacerá el nuevo helecho adulto, momento en que ya podrá trasplantarlo a una maceta, y al final del próximo invierno a su lugar definitivo.

NOMBRECARACTERISTICARESISTENCIA AL FRIO
Helecho Nido de AveHumedad y sombra.Delicado
Helecho AcuáticoAcuático.Resistente
DoradillaHumedad y sol.Resistente
Helecho EpífitoHumedad y temperaturas suaves, vive sobre el tronco de los árboles.Delicado
Helecho MachoHumedad, sombra.Resistencia media
Helecho RealHumedad, borde de estanques.Resistencia media
Lengua de CiervoHumedad, sombra.Delicado